Bookmark and Share

Uniglobal

Conectados avanzamos

Conectados avanzamos

Desde el año 1999 el Estado venezolano impulsó una serie de cambios estructurales pasando por una constituyente para hacer un replanteo de la constitución de la república. Sobre Ciencia y Tecnología se introdujeron modificaciones llamativas como la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y el desarrollo del Plan Nacional de Ciencia, tecnología e Innovación que se construyó a partir del diálogo de miembros del Estado, empresa privada, universidades y sociedad civil.

En el año 2000 el gobierno nacional estableció con el decreto 825 el carácter prioritario del internet en cuyo artículo 1 se declara “el acceso y el uso de Internet como política prioritaria para el desarrollo cultural, económico, social y político de la República Bolivariana de Venezuela.”

  
   

A partir de allí, se planificaron diversos programas para garantizar el uso y acceso de internet en el país. Para Raisa Urribarrí “durante la primera década del Siglo XXI (2000-2010) se produjeron cambios sustanciales en las políticas públicas en el campo de las telecomunicaciones en Venezuela.”  Identifica dos momentos, uno de apertura y otro de cierre, el primero va del año 2000 hasta el 2010 y el segundo se inicia en 2011 hasta el momento actual que se ha caracterizado por “el control del Estado-Gobierno-Partido un sector clave para el aseguramiento de la libertad de expresión y de una sociedad democrática.

Durante el año 2014 se han registrado una serie de medidas no anunciadas pero monitoreadas por particulares como Marianne Díaz en las que se destaca una alteración hacia lo negativo en la capacidad de velocidad de conexión a internet en Venezuela así como el bloqueo a ciertas aplicaciones y redes sociales situación que se ha intensificado desde febrero de este año.

La situación antes mencionada afecta al colectivo y especialmente a las universidades venezolanas, recintos principales de generación de ciencia en el país. En el año 2013, el Gobierno Nacional anunció el recorte del ancho de banda para las universidades venezolanas, sin embargo, la medida fue eliminada una semana después de su aprobación.

Ya había un precedente, en el año 2007 el Gobierno Nacional publicó una lista de gastos suntuarios, entre los que estaba el internet, de ese modo, se prescindiría del gasto que este servicio generara en las oficinas vinculadas al estado, entre ellas: las universidades. El “contra” decreto fue el 6649 y luego de una campaña masiva a través de las redes telemáticas liderada por los profesores de la Universidad de los Andes, esta medida quedó sin efecto.

Sin embargo, el reto de las universidades venezolanas continua, ante una infraestructura tecnológica deficiente, dificultades económicas para actualizarla, bloqueo de algunas herramientas sociales y problemas asociados a los recursos básicos como los registrados con el sistema eléctrico nacional. Sumado a esto se registra la violación al derecho a la información y al internet, tema que se ha agudizado este año y sobre el que se están generando los primeros reportes. Venezuela está en el puesto 106 de 148 países evaluados en el ranking mundial de conectividad en internet. Entonces, el gran desafío es hacer ciencia pertinente ante las condiciones mencionadas.

Ponentes:

Raisa Urribarrí

Raisa Urribarrí
@uraisa

Marianne Díaz

Marianne Díaz
@mariannedh

Alfredo Acurero

Alfredo Acurero
Alfredo Acurero en LinkedIn

 

Lugar: Auditorio del Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (Maczul)

Hora: 8 a. m. a 12 m.

Fecha: 26 de junio.

Capacidad: 400 personas.

Moderadora: Daniela Artigas Ávila.

 

LUZ AdN 2.0

   

 

 

© 2018 Dirección General de Comunicación. Derechos reservados. Maracaibo, Venezuela. Acerca de LUZ Web. Ayuda.